El Coro Victoria y Schola Antiqua imbrican a Francisco de Peñalosa con la nueva creación, en el FIAS 2023.

«La metáfora atribuida a Bernardo de Chartres nos habla de la acumulación del conocimiento, de como los seres humanos somos criaturas sin importancia que no veríamos más que lo que tenemos en frente de no ser por nuestro pasado y nuestra historia, que nos eleva para que cada vez podamos ampliar nuestro campo de visión y, en consecuencia, saber más.

   Lo mismo ocurre en el arte, la música experimenta con el pasar de los siglos, una evolución en pos de una belleza mayor. En el Renacimiento se aprecia claramente como el material del canto llano subyace como base melódica de las nuevas creaciones. Además de la melodía, el texto, la sensibilidad y la estética configuran para el compositor un panorama que permite que «enanos» como Francisco de Peñalosa puedan crear polifonías que se elevan hasta alturas nunca vista, sobrepasando incluso a ese gigante sobre el que se asienta que es el canto gregoriano.

   El Coro Victoria y Schola Antiqua tomaron la decisión de recrear esta metáfora de Bernardo de Chartres y mostrarnos, como si de una matrioska se tratase, un enano —las propuestas contemporáneas— sobre un gigante —Peñalosa— sobre un gigante aún mayor —el canto gregoriano—. Y así articular una nueva Misa «El ojo» que uniese en hora y media más de seis siglos de historia de la música.

   Juan Carlos Asensio, tras explicar en qué iba a consistir el concierto haciendo énfasis en las obras de nueva composición, se retiró al atrio de la Basílica de San Miguel desde donde el grupo Schola Antiqua comenzaría a entonar el introito inicial mientras procesionaba hacia el altar. Frente a ellos se situó el Coro Victoria, un elegante gesto de diferenciación entre lo sagrado y lo profano.

   Se estrenó el Coro Victoria con el Kyrie de Peñalosa, las voces un tanto destempladas no terminaron de encajar y faltó cuerpo especialmente en la sección de tenores primeros. Por suerte, fue algo exclusivo de esta primera entrada, pues en el resto del concierto fue la sección que más sobresalió…»

Pincha aquí para leer la crítica completa.